“Cuando ves una persona bailando pero no escuchas la música, te parece incomprensible esa persona, incluso te puede parecer completamente loca con tantos movimientos tan raros.
Solo cuando escuchas la música puedes entender a la persona que baila”.

lunes, 20 de abril de 2009

II Osan Cross Mountain


Por fin debuté en una carrera por montaña. ¡Que ganas tenía! Un recorrido espectacular en el que tuvimos de todo: barro, nieve, agua, mas barro. Una organización de matricula de honor y unas migas... ¡¡menudas migas!! Aqui os dejo mi crónica de la carrera.

Me levantaba a eso de las 5:50 para ir a desayunar a la churrería "Los Ángeles", donde nos coincidimos con algunos que venían de una intensa noche. A las 6:30 salíamos de Zaragoza dirección Osan. Los primero rayos de luz del día nos acompañaban en el viaje y nos adelantaban el magnífico dia que ibamos a tener. Aun asi, al llegar a Osan el termómetro marcaba 2'5º C. Tras recoger el dorsal, hacer las fotos de grupo pertinentes y pasar el control de firmas guardamos un minuto de silencio. Hablo con los Sarrios, con Mario y con todo aquel que se me acerca a preguntar lo que sea.
PAAAM!! Pistoletazo de salida. Nada mas salir nos encontramos con un "embudo" y salimos del pueblo. Me autoimpongo llevar un ritmo tranquilo y llevadero. Después de un tramo de llano, subimos un primer repecho. Empezabamos a encontrarnos con barro y agua en el recorrido. Bajando este repecho, tengo un pequeño susto, pues piso una piedra que estaba suelta y se me va un poco el pie, pero no pasa nada. Ya llevo un rato siguiendo a una chica de Asamún, pero en el primer avituallamiento se me escapa. A partir de este avituallamiento empezaba la subida gorda, donde prácticamente se hacia todo el desnivel. Asi que china-chana empiezo a subir. A mitad de subida me doy cuenta de que voy detras de Ángel, que lleva el tobillo algo tocado. Nos toca cruzar un rio y seguimos subiendo hasta que hay un momento en el que literalmente vamos corriendo sobre un rio. Ya estabamos en una de las partes mas bonitas de la carrera: pasar por debajo de la cascada. Ese tramo de la carrera discurre por una faja escabada en la roca, donde hay ermitas. Por fin llegamos a Santa Orosia, donde esta el segundo avituallamiento. Me como un trozo de plátano, me bebo dos vasos de acuarius y me adentro en la nieve. Si, al final tuvimos nieve. Hago prácticamente todo el tramo de la nieve delante de un grupo de 4 corredores, pero que en la bajada me van a pasar, puesto que bajaban mucho mas deprisa que yo, por lo que en cuanto puedo me aparto y les dejo pasar. La bajada es chulísima, pero parecía que hubiesen abierto una acequia a nuestro paso, el camino parecia un rio. Nos adentramos en un bosque en el que casi hacia falta biodramina de las curvas que el camino hacia. Nada mas salir del bosque llego al último avituallamiento donde bebo un vaso de acuarius y me lanzo a afrontar los últimos 2km. En una curva está Guillermo haciendo fotos y un poco mas adelante, Fer (el primero esta lesionado de la rodilla, cintilla iliotibial, y el segundo casi recién operado de su rotura del tendón de aquiles) que me dice: "¡Que solo quedan 7 minutos!". Yo pienso: "¡¡¡ 7 minutos aun !!

A la entrada del pueblo la gente aplaude y una gaitilla ameniza la mañana. Acabo la carrera en 2h10'.

Despues de comentar la carrera con mucha gente, me como un platazo de migas.

Resumiendo: esta ha sido una carrera que me ha encantado. Al año que viene repito si o si, y las carreras por montaña han ganado un nuevo corredor.
Dejo un enlace con alguna foto.

1 comentario:

Almasy dijo...

Pues nada Jorge, nos veremos en más este año :)